Fútbol Solidario y Sin Violencia, a beneficio del Hospital de Niños

El 18 de enero se realizó la tercera edición de la “Copa Fundación Banco Ciudad – Fútbol sin Violencia”, en el tradicional Balneario 12 de la ciudad de Mar del Plata. A beneficio del Hospital Materno Infantil Victorio Tetamanti, el evento contó con el apoyo de los clubes River, Boca, Racing, Independiente, San Lorenzo y Huracán, y con la participación de legendarias figuras del fútbol argentino.

Entre los exjugadores presentes se encontraban el “Pato” Fillol, el “Burrito” Ortega, el “Jefe” Astrada, “Matute” Morales, el “Mono” Navarro Montoya, Pipo Gorosito, Nacho González, Chaco Giménez, Tito Pompei, el Beto Acosta, el Turco García, el “Chipi” Barijho, Rolfi Montenegro, Toty Ríos, “Mandinga” Percudani, el “Tano” Pernía, Lucas Mareque y Roberto Trotta, entre otros.

El Presidente de la Fundación Banco de la Ciudad de Buenos Aires, Christian Asinelli, señaló que este proyecto se enmarca en uno de los ejes centrales de trabajo de la Fundación: Inclusión Social y Deporte. “Buscamos generar espacios de intercambios deportivos que ayuden a promover y consolidar valores, como el trabajo en equipo, la camaradería, la tolerancia, la sana competencia y la inclusión. Esta iniciativa tiene por objeto difundir un mensaje contra la violencia y, al mismo tiempo, colaborar con el Hospital Materno Infantil Tetamanti, que lleva adelante una importante labor cuidando la salud de miles de niños”. Asimismo, manifestó su gratitud tanto a los clubes como a las figuras presentes, y agregó que “desde la Fundación esperamos dar continuidad a este tipo de actividades durante todo el año, en diferentes barrios de la Ciudad de Buenos Aires”.

El “Mono” Navarro Montoya agradeció la invitación de ser parte de la actividad y señaló que “además del placer de volver a jugar y de reencontrarse con excompañeros, estoy muy feliz por colaborar con la doble finalidad del evento, primero mandar un mensaje muy claro de un fútbol sin violencia, algo que la Fundación Banco Ciudad viene trabajando hace tiempo y que a los futbolistas nos encanta colaborar, y segundo, la ayuda que se le da al hospital de niños”.

Por su parte, el “Pato” Fillol manifestó que jamás duda cuando lo convocan por un fin tan loable y que “las palabras convencen, pero los ejemplos arrasan, por eso estamos acá, demostrando que puede haber un fútbol sin violencia”.

Como cierre de las actividades deportivas de la Copa Banco Ciudad, el 19 de enero, el Presidente de la Fundación, Christian Asinelli, junto al Presidente del Banco Ciudad, Javier Ortiz Batalla, y al exjugador y referente de Racing Club, Diego Milito, visitaron el Hospital Materno Infantil Victorio Tetamanti, en la ciudad de Mar del Plata.

El encuentro tuvo como objetivo principal la entrega de equipamiento para atención de emergencias médicas a esta institución, en la que se atienden más de 40.000 chicos de toda la costa atlántica. Asimismo, Diego Milito recorrió el nosocomio junto a las autoridades de la Fundación y del Banco, y sorprendió a los niños sacándose fotos y firmando autógrafos.

Asinelli remarcó la importancia del trabajo que se realiza en el Hospital y la satisfacción que genera colaborar con esa institución. “Esta visita es la mejor manera de finalizar las jornadas de la Copa Fundación Banco Ciudad, en las que la tolerancia, la solidaridad y el compromiso con la inclusión social se encarnan a través de grandes instituciones y del espíritu deportivo de las figuras del fútbol argentino”.

La Dra. Viviana Bernabei, Directora del Hospital, manifestó su satisfacción por la visita, “por lo que genera en toda la comunidad y pacientes del Hospital” y agradeció el apoyo que recibe de la Fundación año tras año.

La Fundación Racing Solidario, del Departamento de Responsabilidad Social del club, obsequió camisetas, pelotas y juguetes. Entre los presentes, también estuvieron el Vicepresidente 2do. de Racing Alfredo Chiodini, el dirigente del club Patricio Rotman y el Director del Banco Ciudad Gastón Rossi.

Por su parte, el “Pato” Fillol manifestó que jamás duda cuando lo convocan por un fin tan loable y que “las palabras convencen, pero los ejemplos arrasan, por eso estamos acá, demostrando que puede haber un fútbol sin violencia”.