Intercambio entre artistas cubanos y argentinos en Buenos Aires

La Asociación Civil Cultura Democrática junto con la Fundación Banco Ciudad llevaron a cabo un encuentro con el Colectivo de Artistas cubanos: “Ánima: De la excepción a la memoria” y un grupo de artistas argentinos, generando así  un intercambio de conocimientos y experiencias, exponiendo los lineamientos de sus proyectos artísticos y pudiendo también analizar las oportunidades de cooperación futuras; en el Centro Cultural Kirchner.

Forman parte del Colectivo de artistas cubanos: Anamely Ramos González (Profesora e investigadora, Curadora de artes visuales, Crítico de arte), Camila Ramírez Lobón (Artista), Juan Pablo Estrada Rodríguez, (Artista), Lester Álvarez Meno (Artista), Osvaldo Hernández Menéndez (Profesor e investigador, Asistente de dirección teatral, Especialista en Cine) y  Luis Alberto Mariño Fernández (Compositor y violinista).

Por parte de los artistas argentinos estuvieron presentes: Nora Iniesta (Artista), María Belén Alesso (Curadora), Alejandra Mettler (Fundación Banderas Unidas), Mariana Schettini (Artista), entre otros. En representación de la Fundación Banco Ciudad estuvieron conversando con los artistas Juan Carlos Álvarez, Gerente Ejecutivo de la Fundación Banco Ciudad, y Roberto Pazo, Asesor de Presidencia de la Fundación.

Aprovechando este encuentro, los artistas cubanos compartieron parte de la documentación de algunas exposiciones realizadas por ellos, y entre todos generaron un espacio de intercambio muy enriquecedor.

Por otro lado, se abordaron las experiencias creativas del Proyecto Ánima como colectivo, quienes llevan trabajando en conjunto por casi 10 años, y como artistas individuales en el contexto actual cubano. Pudieron exponer también sobre las oportunidades y los desafíos que implica desarrollar un proyecto de investigación y creación autónomo.

Anamely Ramos, la curadora, habló sobre las posibilidades de contextualizar lo contemporáneo en el arte cubano, indagando en las distintas formas de relacionarse con los procesos de construcción de la memoria:

“Nuestro proyecto trata sobre la memoria, que puede, mucho mejor que la Historia, recoger los pequeños fragmentos que nos componen como personas y como comunidad. La Historia cuenta los grandes acontecimientos y en su afán de trascendencia, descuida los detalles: rostros, olores, objetos, lugares…y a veces también descuida otras voces que hubiesen contado todo de forma diferente. La memoria hace la labor de zapa, vuelve sobre lo recorrido y va sacando a la luz lo que nos duele y lo que nos provoca la imaginación, todavía en el presente”.